Hablamos con Irene Campolmi

03/05/2018

HABLAMOS CON IRENE CAMPOLMI
 

Irene Campolmi comisaria con sede en Copenhague. Actualmente trabaja en exposiciones que exploran nociones como la ecología, la ética, el poscolonialismo, el queerismo y el feminismo. En este momento está trabajando en las próximas exposiciones institucionales para 2018/2019, incluyendo "Re-Routing Nature" en SixtyEight Art Institute (Copenhague) y "#whatif" en Kunsthal Charlottenborg (Copenhague), entre otras. Ha comisariado el programa artístico "Art Reacts" de Code Art Fair en Copenhague en 2017.
 
Irene también está completando su doctorado en práctica comisarial contemporánea en la Universidad de Aarhus con una tesis que explora la involucración entre la ética y la investigación en el mundo del comisariado. Ha organizado y coordinado el simposio internacional "Between the DISCURSIVE and the IMMERSIVE" en el Louisiana Museum of Modern Art (Dinamarca).

Irene ha trabajado como investigadora para el Instituto Max Planck - Kunsthistorisches Institute en Florencia, y como comisaria asistente de la Embajada de Italia en Copenhague y en the National Gallery of Modern Art en Roma.

 



 

¿Qué tendencias actuales encuentras más interesantes?

Me interesa la performance en su sentido más amplio. Las prácticas performativas híbridas que incluyen música, sonidos, danza, visuales, e incluso olores están tomando cada vez más relevancia en ferias, bienales, trienales e instituciones culturales.

Vivimos en una era de alta actividad performática, y todo aquello que hacemos (visitar un museo, dar un paseo, comer, quedar con amigos...) y compartimos en redes sociales tiene un componente performativo. Al exponer nuestras vidas en internet, nos tornamos intérpretes de un guion que hemos escrito nosotros mismos. Es por ello que la performance está destinada a convertirse en la práctica artística más compleja e intrigante de nuestros tiempos. Por ello, considero crucial que las ferias y las organizaciones para el arte tomen las medidas necesarias para crear plataformas de presentación adecuadas para esta disciplina.
 

¿Cómo imaginas el arte en cinco años?

Creo que el mundo del arte seguirá igual, en el sentido que las estructuras y sistemas del sector se mantendrán en su sitio: museos, ferias, festivales...

De todas formas, creo que crecerá la conciencia queer, feminista y post-colonial tanto en la práctica artística como en la curatorial. Pienso que queda mucho camino por recorrer respecto a este tipo de discursos, pero el trabajo que están realizando de colegas y artistas ya está dando resultados muy interesantes.
 

¿Qué necesita una obra de arte para que te interese?

Me atrae el arte político. Creo que para que una obra me interese debe ser queer, cuanto poco convencional y directa. Cuanto más queer sea una obra en forma y contenido, más excitante se vuelve el diálogo con ella.

Personalmente, me intriga y fascina cualquier cosa que rete mi manera de pensar, ver y percibir el mundo.

 

¿Por qué crees que la gente debe visitar Swab?

Además de para ver lo increíble, excitante y vibrante que es el panorama creativo español, creo que la cita con esta feria significa ponerse al día con la escena artística local. Para jóvenes coleccionistas, Swab representa un espacio para el descubrimiento de talentos y galerías emergentes. Para amantes del arte, la feria significa el momento idóneo para presenciar performances muy interesantes organizadas tanto por Swab como por Gallery Weekend.

 

 

 
In compliance with Law 34/2002 on the information society, we remind you that by browsing this site you are agreeing the cookies policy. Aceptar + info