Entrevista a Xavier de Luca

24/07/2017

 

Hablamos con Xavier de Luca, comisario de Focus Mediterránia
 


 

 

Xavier de Luca (Barcelona, 1980) ha centrado su formación en el ámbito del arte contemporáneo, la fotografía y la gestión cultural. Actualmente, desarrolla su labor profesional entre la Fundació Suñol de Barcelona y JISER Reflexions Mediterrànies, donde es el director. 

Su interés por la creación artística en el Mediterráneo surgió tras una estancia en Túnez en 2004, donde colaboró en la organización de las Journées Cinématographiques de Carthage. Fue precisamente en este país donde creó, junto a otros artistas, la asociación JISER Reflexions Mediterrànies, que desde 2005 organiza y promueve proyectos artísticos y de investigación que plantean como objetivos principales la movilidad de los jóvenes, el fomento de la creación, el intercambio de propuestas e iniciativas artísticas y su difusión en el espacio euromediterráneo. Algunos ejemplos son el encuentro artístico Perceptions de la Ville (Barcelona, Zaragoza y Túnez, 2006) o el proyecto en curso Residencias de Creación BCN>ALG>TNS, iniciado en 2010, y que establece puentes creativos entre las ciudades de Barcelona, Argel y Túnez.  Tras la buena acogida del programa Focus Magreb, que se presentó en Swab 2016, este año amplía el número de participantes y de países involucrados con Focus Mediterráneo.

Entre 2012 y 2017, JISER ha impulsado y colaborado activamente en la plataforma Trans-Cultural Dialogues, que junto a otras asociaciones culturales del Mediterráneo organizó en Argel el festival cultural multidisciplinar DJART en 2014, y también el proyecto de investigación el medreb, acerca del patrimonio industrial abandonado del barrio de El Hamma de Argel. Este 2017, JISER también forma parte de la plataforma Kibrit, cuyos proyectos pretender reactivar el patrimonio histórico y la memoria colectiva.

 

 



¿Por qué es particularmente interesante contar hoy las diferentes realidades que se dan a lo largo de la costa mediterránea a través de la visión de sus artistas?

Creo que es importante conocer la diversidad de realidades culturales y artísticas que existen en los países de la región mediterránea. Se trata de un espacio geográfico muy cercano a nosotros, que es muy desconocido, y que no es tenido en cuenta en los circuitos internacionales del arte. Vivimos ciertamente en un ‘occidente’ etnocéntrico, que no contempla las iniciativas artísticas que se desarrollan fuera de nuestras fronteras, y con esto creo que nos perdemos otras formas de crear, de hacer y pensar que tienen mucho que aportar a nuestra propia realidad cultural. 

Es un trabajo a largo plazo, donde es necesario crear espacios que visibilicen las voces y los discursos de las personas y colectivos que han sido silenciados; y por supuesto deconstruir los imaginarios creados y recreados sobre el “otro”, que se convierte en ajeno, desde las lógicas de poder colonial. Desde JISER estamos comprometidos con este proyecto y nos parece importante reforzar estos puentes que existen entre las diferentes sociedades y culturas. Es mucho más los que nos une que lo que nos separa. Y desde esta perspectiva planteamos la realización de proyectos que permitan espacios de encuentro y diálogo entre formatos creativos y los artistas que los producen.


 

¿De qué forma el arte puede acercar territorios tan próximos geográficamente como alejados desde la perspectiva política y sociocultural?

Como comentaba anteriormente, existe un desconocimiento por parte de las sociedades europeas en relación a la realidad social y cultural de la región mediterránea. Esta fractura creemos que debe ser reparada y a través de acciones como el programa Focus Mediterráneo, pensamos que podemos contribuir a un mayor acercamiento y diálogo común. 

Este es un trabajo que realizamos conjuntamente con entidades y artistas de países como Argelia o Túnez desde hace más de diez años. Nuestro compromiso es compartido y desde esta premisa nos parece importante promover la difusión de esta actividad para que el proyecto pueda llegar no solamente a las personas que acudan a la Feria sino también a todos los que les interesa el arte y lo vean como una herramienta transformadora de la sociedad. Esto permitirá además que este tema pueda ser contemplado desde las agendas políticas, porque sólo de esta manera podremos romper con las fronteras que nos separan.


 

¿Qué puedes destacar del próximo Focus Mediterráneo? ¿Cuáles son los principales temas de reflexión?

Focus Mediterráneo destaca este año por la presencia de 8 espacios invitados, que proceden de diferentes ciudades de la región del sur del Mediterráneo, de Marruecos al Líbano, sin olvidar zonas tan castigadas en los últimos años como son Líbia o Síria.  Hemos realizado una selección que busca presentar espacios alternativos y colectivos que desarrollan prácticas artísticas de alto nivel y, al mismo tiempo, juegan un papel clave por su implicación en la transformación de sus sociedades.

Los espacios son el Collective 220 (Argelia); el Centre des Arts Vivants de Radès (Túnez), el WaraQ Art Foundation (Libia); Artellewa, Cairo (Egipto), AllArtNow, Damasco (Siria), Mansion, Beirut (Líbano), la plataforma Kibrit, con partners de Marruecos, Argelia, Túnez y Palestina; y JISER Reflexions Mediterrànies, Barcelona/Túnez.

Los principales temas de reflexión que trabajaremos y que encontraremos en las obras expuestas se centran en la reivindicación de la deconstrucción de los estereotipos que castigan a los diferentes países del denominado Sur del Mediterráneo, no sólo a nivel local, sino también a nivel internacional; plantean favorecer la movilidad y la conexión de artistas y espacios artísticos alternativos en la región y promueven la máxima visibilidad de los proyectos que realizan estas estructuras en un marco como Swab.


 

¿Cómo ves el futuro en la cuenca mediterránea tras los últimos acontecimientos (primavera árabe, Siria, refugiados, nacionalismos en Europa) y qué papel juega en éste el movimiento cultural emergente?

La diversidad política, social y cultural que existe en la región no permite vaticinar un futuro homogéneo, ni tampoco predecir un camino que en todo caso tienen que recorrer y construir sus habitantes. Sí que podemos destacar la existencia de una injerencia internacional, que heredera del pasado colonial, plantea una agenda marcada por los intereses europeos y occidentales.

Desde el lugar que nosotros ocupamos, planteamos la creación de espacios de libertad creativa y dialógica donde las personas que formamos parte de este proyecto y que pertenecemos a diferentes países de la región mediterránea podamos reflexionar conjuntamente a través de la cultura y el arte sobre la(s) sociedad(es) que queremos tener. Y son la cultura y el arte las herramientas que pueden desempeñar un papel esencial en la transformación social. Y de manera contestataria, luchar contra las relaciones de poder que perpetúan desigualdades sociales, políticas y económicas. Nuestro compromiso con el arte y la cultura constituye un compromiso con las sociedades y con el reconocimiento de la diversidad de formas de ser, crear y pensar que existen. Desde estos micro lugares y proyectos contribuimos, de manera conjunta con nuestros/as compañeros/as marroquís, argelinos, tunecinos, libios, egipcios, palestinos, sirios o libaneses a pensar el Mediterráneo de otro modo. Creemos firmemente que este es un camino posible, y no dejaremos de tender puentes para conseguirlo.

 

 

 

 

 

 
In compliance with Law 34/2002 on the information society, we remind you that by browsing this site you are agreeing the cookies policy. Aceptar + info